De la personalidad al nudo del síntoma